DONDE ESTA EL SER

0 90

Somos seres con humanidad?

Hay que estar muy dormido en la vida y su real significado para destruir a nueve millones de indefensos pollitos como si fueran pelotas de tenis u objetos desechables. Hablo de inconsciente crueldad y estupidez humanas! Sé también que se cometen iguales ó peores atrocidades con vidas humanas pero eso no invalida ni disminuye el efecto nefasto de semejante acto. Cuántos millones de años más necesitaremos para vivir como verdaderos humanos? qué ejemplo les estamos dando a millones de niños y jóvenes que miran por televisión y las redes este acto incalificable? pido perdón al Universo por ser parte de la raza humana y el grado de responsabilidad que me toca y le pido perdón al reino animal por la brutalidad de mis semejantes. Me niego a tomar estos hechos, casi cotidianos, como algo natural e inevitable. La empresas industrializadoras de alimentos son verdaderos campos de exterminio de animales condenados de antemano por estar “debajo” del ser humano en la creación. Ya sin entrar en la discusión de si alimentarse con animales es un atraso evolutivo, insalubre y contraproducente para el mismo humano, el hecho de matar indiscriminadamente  a millones de seres indefensos sin procurarles algo de dignidad nos aleja y mucho del lugar de humanos. Hoy prima más que nunca el afán de lucro y poder. Lucro por parte de las empresas alimenticias y lucro más poder por parte de los gobiernos conniventes de esta situación. Las regulaciones no contemplan algo tan básico como contemplar una forma lo menos dolorosa y denigrante posible de morir para los animales que consume gran parte de la humanidad. Lo políticos están muy ocupados con temas importantes y urgentes -perpetuarse en sus cargos y el arreglo económico de cada hecho político donde participen- como para ocuparse de nimiedades. Quisiera saber que sucedería si los empresarios, empleados y ploíticos que maltratan de esa forma a los pobres animalitos tuvieran que vivir sus últimas horas de vida como los condenan a hacerlo a sus victimas. Los animales tienen emociones, sensibilidad física y padecimiento mental. Quizás no tengan razocinio como para preguntarse “porque me está pasando esto?” pero sufren y padecen cada minuto de su calvario hasta que les llega el final. Está tan dormido el ser humano que no toma consciencia que además de su crueldad se envenena si mismo comiendo carne llena de los químicos que el miedo y el dolor de sus victimas derraman sin saberlo. No hago apología del vegetarianismo aunque mal no vendría considerarlo al menos. Me conduele el sufrimiento de otro ser vivo que, como nosotros, fue creado a imagen y semejanza –espiritual- del supremo creador, Dios ó como cada quien lo conciba. Se puede evitar y se debe evitar. No podemos acostumbrarnos a esto como si fuera natural e inevitable. No vaya a ser cosa que un día no muy lejano la raza humana sea conquistada por una civilización superior que guste de la carne humana. Líbranos de ese pensamiento como también de la crueldad y estupidez humanas.

 

Autor: Norberto Bellino