Crecimiento, distribución, consumo y Proyecto Nacional económico viable.

0 4
Crecimiento, distribución, consumo y Proyecto Nacional económico viable.   Economía llana por y para legos  
Por Jorge Luis Portero:
A veces pareciera que el gobierno (y los economistas del establishment) no diferencian claramente las cosas.
Una cosa es un empleo que crea riqueza genuina, y otra es  otro que en el mejor de los casos, ayuda.
Una empleada doméstica (en  blanco o no, estable o circunstancial, no crea bienes. Claro que lo haría indirectamente si permite que su empleador invierta más tiempo en crearlos.
Ahora, si su empleador es funcionario público, no se crearían bienes nuevos, solo se redistribuiría parte del ingreso del funcionario, y se crearían dos demandantes distintos en el mercado de consumo.
El problema es cómo hacer para que Argentina produzca más bienes (o algún tipo de servicios creadores de riqueza genuina clásicos, como el turismo, o nuevos).
Más allá de tecnicismos de los que prescindo aquí, no es viable la argentina de los servicios que no crean riqueza genuina, la de las/los  jóvenes fuertes que pintan cordones y alcantarillas sustentados en planes, o la de los malabaristas de los semáforos, o los de las economías de mera subsistencia como el reciclaje, mientras importamos autopartes, motores, electrodomésticos, envases y computadoras, armados afuera, o ensamblados aquí, con subsidios estatales. Todo esto es subestimar y malinterpretan las enseñanzas de Keynes, Aldo Ferrer y tantos heterodoxos al dogma liberal.
Producir y agregar valor, respetando el imperativo ineludible de la hora,  el cuidado ambiental, distribuyendo  más equitativamente es la salida obligada para poder equilibrar las cuentas entre nosotros y con el mundo.
Cambiar la estructura productiva es prioritario para revertir el deterioro progresivo de la estructura social