BOUDOU, MARCHE PRESO

0 3

Periodico notifiquese boudou

Lo que desde hace tiempo  sospechábamos;  era que la causa Ciccone iba a ser un laberinto sin salida para el ex-vicepresidente. Y así parece confirmarlo la  Cámara Federal de Casación Penal, al declarar inadmisible los recursos extraordinarios presentados por las defensas de Nicolás Amado Boudou, José María Nuñez Carmona, Nicolás Tadeo Ciccone, Rafael Resnick Brenner y César Guido Forcieri contra la decisión de esa misma Sala que con fecha 17 de julio del corriente año había confirmado la sentencia que condenó a Amado Boudou –como autor-, José María Núñez Carmona y a Alejandro Paul Vandenbroele -como partícipes necesarios- de los delitos de cohecho pasivo en concurso ideal con el delito de negociaciones incompatibles con la función pública; a Nicolás Tadeo Ciccone como autor del delito de cohecho activo; y a Rafael Resnick Brenner y a César Guido Forcieri como partícipes necesarios del delito de negociaciones incompatibles con la función pública.
 Oportunamente, el Fiscal  Javier Augusto De Luca, entendió que deben ser declarados admisibles los recursos extraordinarios interpuestos por las defensas en orden a la doctrina de la arbitrariedad de sentencia, entre otras cuestiones.
 Y con el mismo criterio, las partes querellantes –OEA y UIF- solicitaron se rechacen todos los recursos extraordinarios,  ratificándose de ese  modo las condenas y los montos de pena.
 La Sala IV  entendió debidamente acreditada la maniobra juzgada referida a que Nicolás Tadeo Ciccone entregó su empresa “Ciccone Calcográfica S.A.” al grupo liderado por Amado Boudou tras comprometerse a volver operativa a la citada empresa para que pudiera contratar con el Estado Nacional y así obtener jugosos réditos económicos. Amado Boudou como se hallaba impedido de efectuar negociaciones en beneficio propio y en perjuicio de los intereses de La Nación, se valió de su amigo personal, José María Núñez Carmona -quien dirigía la actuación de Alejandro Paul Vandenbroele- utilizando empresas fantasmas y operaciones simuladas que dificultaban rastrear a los verdaderos titulares del negocio y entender el verdadero alcance del acuerdo ilegal.
 Una vez en control de la firma, el grupo liderado por el ex vicepresidente de La Nación, manipuló en provecho personal, por lo menos, tres organismos del Estado: la Casa de Moneda S.E., la A.F.I.P. y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia a los efectos de que beneficiaran indebidamente a “Ciccone Calcográfica S.A.”. En este tramo de la maniobra participaron Resnick Brenner y César Guido Forcieri quienes plasmaron la voluntad de Amado Boudou.
La firma fue financiera y jurídicamente obtenida en forma ilegítima y pudo contratar irregularmente con el Estado Nacional.
Por mas gravedad institucional que planteara la defensa, por mas declaraciones del ex ucedeísta devenido “izquierdista” que salga a vociferar que es un preso político. La maniobra de corrupción es evidente y grosera. Esperando aún que se profundice la investigación y se pueda ver en el banquillo de los acusados a la ex presidente, al ex-secretario de comercio, y al siempre gobernador de Formosa.
 Leandro J. Vascello