Basta un botón flojo para acaba con la sobriedad

0 3

Resultado de imagen para jueces cuadros

por Marshall Casefile

“Hay veces en que un botón acaba con la sobriedad”

Aquello que amenaza la arquitectura republicana y democrática de nuestro sistema,  es el avasallamiento que hace un poder sobre otro.

Ahora bien, esta interferencia –que en definitiva supone un condicionamiento de otro poder- sólo resulta posible cuando los mecanismos proporcionados por la Constitución Nacional se presentan ineficaces  para garantir la independencia de cada uno.

El régimen que nos hemos impuesto,  atravesó distintas instancias en nuestra historia institucional, y antes de propiciar una modificación,  resulta imprescindible exigir su plenitud funcional en el presente, so pena de convertir la independencia de poderes en una ficción.

El nudo, nos parece, exige la inmediata reacción de estamentos políticos e intermedios que componen el quehacer judicial, tal el caso del Consejo de la Magistratura, la propia Corte de Justicia,  la Asociación de Magistrados y Funcionarios,  como los colegios profesionales de Abogados, entre otros. La proponemos como “reacción” no tanto como respuesta al embate, sino como comportamiento único y en bloque que la defensa de la institucionalidad obliga.

Esta respuesta conjunta, por cierto, no se ha visto explicitada por los referidos organismos, lo cual demuestra severas diferencias en la percepción de la interferencia que acusa a magistrados por su morosidad -sin brindar resortes idóneos-,   o intuye parcialidad y denuncia prematuramente.

Así, otros ganan el terreno del estrado y convirtiéndose en jurados, sustituyen al poder cuestionado, lo cual a lo largo del tiempo agrava significativamente el resguardo constitucional a los restantes poderes y es productor de imagen con que hoy cuenta el Poder Judicial.