Aportes para intentar revertir el fracaso de Randazzo en las PASO.

0 11

 por Jorge Luis Portero:

No podía esperarse el milagro de los dos dígitos, pero tampoco  quedar tan lejos de la izquierda, y, menos aún,  ser superado por Espert. Qué le ocurrió a Randazzo? Puede revertir el fracaso? Cuál será su papel futuro en la política argentina? En este análisis, por supuesto, voy a dejar de lado algunas ideas que tienen más que ver con las ideas que yo quisiera que Randazzo tuviera, pero que no anidarían en  su persona. Voy a explorar, en cambio, en aquellas que se insinuaron en su prédica anterior, pero fueron acalladas, modificadas, o subalternizadas en su campaña. Y esto se relaciona principalmente con la determinación de su potencial votante
  
Florencio Randazzo - Home | Facebook
La hipótesis que trabajo es que, al igual que sus antecedentes desprendidos del perokirchnerismo ( de Narváez, Massa, Lavagna, él mismo en el 2017 con Alberto, el Chino Navarro  y el duhaldismo sobreviviente en sus huestes) hay un desfasaje entre la filiación de la  estructura, de la maquinaria político electoral que lo sostiene, y el votante que lo vota, y más aún, el votante que podría llegar a votarlo.
La estructura, más allá del modesto aporte de la centroizquierda (socialistas, libres del sur) o el vecinalismo, la integran dirigentes provenientes del  peronismo, kirchneristas y no K. Muchos de ellos, a nivel local, ya preparan sus valijas para volver al redil, desde sus cargos de funcionarios municipales que nunca abandonaron en las administraciones de los intendentes bonaerenses. El votante, actual y potencial  en cambio, es mayoritariamente opositor al gobierno nacional, un opositor también decepcionado del gobierno de Macri.
Cuáles son las expectativas que Randazzo no cumplió respecto de ellos?
A) La condena explícita a la corrupción K. Si bien Randazzo aparece como más creíble que las veletas de Alberto y Massa, es claro que no fue claro en esa condena, como lo fue en  la crítica de los rasgos autoritarios, dedocráticos de CFK, y en los déficit de gestión, y en la falta de proyecto  del actual gobierno.
Juan Manuel Abal Medina (hijo) - Wikipedia, la enciclopedia libre
Ese «pilatismo» respecto de la corrupción k, que no tuvo ni hasta el mismo Juan Manuel Abal Medina, al reconocer que vio pasar «bolsos» delante de sus narices, no se requiere solo como autocrítica que lo libere de sospechas, sino como garantía de su imposible retorno al redil, como seguridad de que su papel no es el de una «colectora», como las de los otros mencionados antes, que volvieron, que en aras de «la unidad con el enemigo» pactaron un frente con el tronco principal, con la autopista del populismo corrupto sin proyecto de futuro viable.
Ninguno de nosotros puede exigirle hoy que abrace nuestras propuestas ecologistas, por ejemplo. Nos conformamos con que no se cierre en el debate de ellas, pero somos conscientes, en cambio, que la mayor parte de sus potenciales votantes, que compartirían su visión desarrollista y hasta su revisión de las conquistas laborales históricas del peronismo debido al cambio del sistema económico y a la pauperización económica propia, lo pueden erigir en representante de una visión moderna, pero que no se desengancha de los efectos sociales de sus propuestas, de la aplicación atenuada o ultrraortodoxa de la ley del lucro como motor exclusivo del crecimiento.
No lo queremos como opositor liberal. Esos están representados bien en Juntos. Reconocemos  logros en sus gestiones pasadas (1*). Pero necesitamos un reaseguro. Queremos que ratifique su convicción respecto de la corrupción reflejada en las causas Hotesur y Los Sauces, o en «Cuadernos» o en la gestión de sus antecesores en Transporte.
Dejaron sin efecto la intervención de la empresa que administra el Hotel  Alto Calafate
Queremos que se pronuncie sobre su voto para la Presidencia de Diputados frente s un triunfo más contundente de Juntos (2**).
 
B) No logró definir su rol como conductor de un a tercera fuerza a la que aspiraba constituir (hay quienes dicen que la carencia se debió a que aspiraba a mucho más, para 2023, pero  eso ya se cayó, probablemente no en forma definitiva para futuros más lejanos). El potencial votante de Randazzo es muy exigente. Exige definiciones claras, desde cómo se comportará respecto del quórum (3***), hasta cómo se relacionará con los diversos factores de poder.
 En síntesis, si bien ahondaré análisis respecto de la procedencia social del magro voto acumulado, adelanto que su difícil  posibilidad de crecimiento se circunscribe a votantes opositores al gobierno,  que son críticos del anterior gobierno de Macri, por  la ideología y porque lo padecieron, pero que necesitan la garantía de que el divorcio con el perokirchnerismo no tiene vuelta, porque no es solo derivado de diferencias políticas o de gestión, sino que tiene como causa  la condena ética de la corrupción y la inconsistencia obsoleta de un proyecto populista inviable.
El Gobierno argentino lamenta el fallecimiento del Embajador Fernando Pino  Solanas | Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y  Culto
 (1*) Me tocó, en tiempos K, como colaborador del entonces opositor Pino Solanas, ver la defensa de Randazzo respecto de la compra «llave en mano “de los trenes chinos. Siempre respetuoso en lo personal frente a los hirientes ataques de Pino, se preocupaba por justificar la adquisición en la urgencia de resolver el problema, pero reconocía el perjuicio que significaba no fomentar la industria ferroviaria propia.                
(2**) creo que lo que esperamos es que favorezca que la Presidencia quede para la primera minoría de la Cámara, resulte esta oficialista u opositora.
 
(3***) Este es un tema que algunos lo vemos como prepolitico. Creemos en la obligación, salvo excepciones muy puntuales, de «prestar quórum», de asistir a la sesión, y no usarlo como arma de la minoría que no puede ganar la votación sobre el Proyecto en tratamiento. Pero en todo caso, adopte una u otra conducta parlamentaria, debe aclararse previamente su postura al respecto